CONSEJOS BUCKY'S PERROS

Trucos para entretener a tu perro durante la cuarentena

A pesar de que durante la cuarentena está permitido pasear a los perros por los alrededores del domicilio, lógicamente éstos pasan más tiempo en casa. Para que no se estresen vamos a tener que buscar rutinas alternativas. Los paseos cortos cumplen su función a la hora de permitir que nuestra mascota haga sus necesidades, pero no son suficientes para agotar sus energías.

Podes, enseñarle a dar la pata, a acostarse, dar vueltas y otra cantidad de piruetas que no son cotidianas para tu compañero peludo y además es otra buena oportunidad para estrechar la relación familiar y para mantenerlos activos y lejos del aburrimiento.

Se los puede ayudar con juegos mentales, que también van ser muy divertidos. Podes esconder sus juguetes, la comida o enseñarles a buscar objetos puede tener una doble ventaja. Estos juegos te dan 2 ventajas importantes, la primera es mantenerlos entretenidos y la segunda es la de reforzar su educación.

 

A continuación, te mostramos algunas actividades divertidas para entretener a tu perro:

 

1. El juego del escondite

Este juego tiene varias versiones, usá la que más te divierta a vos y a tu perro.

Una de las opciones es esconder un poco de su comida en algún lugar de casa. Si es la primera que el perro juega no se la hagas muy difícil, el juego debe ser progresivo para que el animal aprenda qué dinámicas se siguen. Poco a poco, podrás ir escondiendo comida por zonas ocultas de la casa, cada vez más lejanas a su plato de comida, pero primero tendrás que empezar escondiéndola cerca del lugar donde él siempre come.

Cada vez que juegas hay que subirle el nivel de dificultad, el perro sabrá buscar comida por más lugares. Para él va a ser tranquilizador oler la comida y los rincones de la casa, y además entrenará su olfato. Al final, podrás esconderla  en diferentes alturas, jugar a oscuras e incluso crearle laberintos dentro de casa para que ponga en práctica su ingenio.

Otra opción es poner un poco de su comida en una toalla, trapo o sabana… una hilera de trocitos, y enrollar la toalla, y dejar que el perro vea como se las ingenia para llegar a la comida. Tambien podes ponerle alimento en una botella con un agujerito para que él vaya sacudiendo la botella para que salgan los granitos, o dentro de una cajita con agujeritos, por ejemplo una cajita de huevos. Él se va a entretener mucho intentando sacar el alimento.

2. Atrapa el juguete

Para este juego solo necesitarás usar un juguete que le resulte atractivo a tu mascota, un palo y una cuerda de, como mínimo, un metro de largo.  En primer lugar, tendrás que atar la cuerda a un extremo del palo, y al otro extremo de la cuerda, atar el juguete.

Básicamente, deberás sostener el palo y esconderte tras una puerta, una pared o una columna, dejando solo a la vista el juguete, reposando sobre el suelo y colgando de la cuerda. Empieza poco a poco a mover el juguete a ras del suelo, esto captará la atención de tu mascota. Una vez el perro esté atento, puedes aumentar el movimiento. Al final, para premiar a tu mascota, entrégale el juguete desatado para que juegue con él.

 

3. Tira y afloja

Este juego permite que tu mascota se mantenga en estado de alerta y con una buena condición física. Solo necesitarás un juguete suave que sea atractivo para tu perro, y dejarlo jugar con él tranquilamente. Sin que él se lo espere, intenta quitarle el juguete y entra en un tira y afloja con él. A tu mascota le divertirá mucho moverse y además si tienes varios perros esto funciona a la perfección para que jueguen juntos entre sí.

 

4. Crea un círculo de obstáculos indoor

Hacer que tu perro tenga los Juegos Olímpicos en casa es muy fácil. Solo tenes que preparar vallas enrollando toallas, crear un slalom con sillas, colocar conos para que los esquive, colocar una sábana para que practique posiciones… Solo hay que usar la imaginación!  Utiliza cosas que tengas en casa y tu perro seguro la va a pasar re bien!

5. Dale un buen masaje

Un buen masaje tranquilizará a tu perro en los momentos de estrés. Incorporar esta actividad a la rutina diaria puede ser una gran idea, sobre todo si tu mascota sufre de ansiedad. Así, fortaleceremos nuestro vínculo con el perro. Hay muchos tutoriales sobre cómo hacerlo en Internet, si tú no sabes hacerlo.

 

6. También puedes probar a relajarlo con música

La música amansa a las fieras, y los efectos de la musicoterapia son muy variados, aunque todos ellos positivos. Para relajar a tu perro en casa tendrás que encontrar un lugar en el que él pueda tumbarse cómodamente. Después, tendrás que sentarte a su lado y acariciarle mientras le pones música. A los perros les encanta la música en la que aparecen sonidos de animales salvajes, porque esto estimula su cerebro a la vez que les mantienen relajados.

7. Enseñále a recoger sus juguetes

Si guardás los juguetes del perro en una caja o cubo, podes enseñarle a que los recoja él mismo. Primero, tu perro deberá aprender a responder a la orden «suelta«, lo cual es muy sencillo. Pedile que agarre un juguete y que te lo traiga mientras estás enfrente a la caja. Cuando lo haya traído, pedile que lo suelte, y el juguete caerá dentro de la caja. Con premios y repeticiones, el perro va a aprender lo que tiene que hacer, hasta que sea capaz de guardar los juguetes totalmente solo.

8. El saltamontes

Agarrá un premio y colócalo en una de tus manos sin que tu perro te vea. Después, coloca ambas manos frente al perro y pídele que elija una de ellas. Si olfatea o toca con la pata la mano correcta, abre la mano y dale su premio. Si no, permítele que lo intente de nuevo. Este es un buen juego porque estimula su olfato y su mente al mismo tiempo.

9. Los trileros

Para este juego necesitarás tres vasos de plástico o recipientes parecidos, como envases de yogur, por ejemplo. Debajo de uno de ellos, escondé comida o una golosina, y el perro la va a encontrar.

Esperá y no descubras el premio al principio, para ver si tu perro responde señalando  o tocando con la patita el vaso que considera que es el correcto. Si, en ese momento destapas el premio, terminará aprendiendo a señalar la opción correcta. Una vez el perro haya aprendido la dinámica del juego, podrás empezar a mover los vasos para obligarle a utilizar su olfato.

 

10. Juegos de contacto

Debido a que no van a poder salir mucho a la calle, ni tu mascota ni vos, podes realizar juegos de contacto. Tirate al suelo con él, revuélquense, deja que te chupe la cara y que juegue con vos como lo haría con otro perro.

Este tipo de juegos además de estrechar lazos, son los que más cansan a un perro, mucho más que salir a correr, jugar a la pelota o interactuar con otros perros. Ya que el cansancio es mental y no físico. Además, reducirás los niveles de estrés del animal y los tuyos también, ya que disfrutaras de momentos de calidad con tu mejor amigo.